¿Qué y cómo leen los jóvenes hoy en día?

silvana

La búsqueda por su lugar en el mundo orienta a los jóvenes en la literatura, que ha trascendido a espacios virtuales.

Una de las preocupaciones que existe en el mundo académico actualmente se debe al poco interés que al parecer muestran los jóvenes por la lectura y escritura. Si bien con la llegada de las tecnologías este grupo poblacional ha puesto la mirada en otros asuntos, no podemos considerar que están alejados de la literatura. Tal vez no son partidarios de ir a la biblioteca y tomar un empolvado libro para leer, pero si toman su Tablet, Smartphone o computador para buscar un texto de su agrado.

Para saber qué leen los jóvenes y las motivaciones que los llevan a hacerlo conversamos con Sylvana Durango, filosofa y docente de la Universidad Pontificia Bolivariana, quien además es amante de los buenos libros y la poesía.

El interés de los jóvenes por la buena literatura ¿crece o se desvanece?

Considero que el interés de los jóvenes por la literatura crece o se desvanece en la medida en que ellos estén interesados en querer saber cuál es el lugar que le corresponde en el mundo. Así mismo, esa búsqueda, le dará la orientación literaria que no se regirá en tanto por la calidad de los textos, sino por las respuestas que desean encontrar. Hay muchos jóvenes que sin pretenderlo llegan a encontrar rápidamente un buen camino literario. Por eso, yo me atrevería a afirmar que el problema de que un joven se interese o no por la buena literatura va ligada a esas preguntas que él quiere resolver.

¿Se están haciendo los jóvenes las preguntas correctas para vincularse a la buena literatura?

Hay jóvenes que viven mecánicamente y no tienen preguntas trascendentes, porque todo su mundo se desarrolla desde el plano de lo concreto, ese es un problema. Frente a esa realidad es poco lo que se puede hacer, ya que, sus lecturas se limitan a aquellas que le ayuden a resolver las obligaciones académicas, todo dentro de ese proceso mecánico que jamás le permitirá sentir ese deseo e impulso de buscar una librería y encontrar un título que le toque el corazón y escudriñar en las páginas las respuestas que anda buscando. Para ello necesita un contexto estimulante desde su hogar y de la academia.

Con el fuerte impacto de la tecnología, los jóvenes de hoy, consideran que no es importante leer buenos libros ¿Cómo se puede mantener el interés y la atracción por las obras literarias?

Las nuevas tecnologías nos han regalado una nueva generación denominada nativos digitales. Es interminable el número de jóvenes que utilizan aplicaciones relacionadas con el mundo literario. Entre las más populares se encuentra “wappat” que es una red social donde cualquier usuario puede publicar un libro y donde además suben libros importantes de la literatura universal y literatura en general, de igual forma están para ellos los blogspot e infinidad de redes sociales. Uno no alcanza a dimensionar todo lo que fluye de contenido escrito original en esas redes. Contrario a lo que podríamos pensar hay una gran plataforma de auto aprendizaje que redirecciona los procesos formativos tradicionales, y son estos nuevos escenarios una gran oportunidad para generar intereses de lectura en aquellos jóvenes que tienen grandes falencias en este sentido.

Una selecta clasificación de la literatura

Como docente y conocedora de buenos libros, Sylvana Durango Puche, reconoce que no es fácil que los jóvenes lean textos que no generen un interés particular en ellos desde las preguntas a las cuales quieren dar respuestas. Por eso explica que la industria de editoriales tiene claro que “estos jóvenes al utilizar más su cerebro derecho, su aprendizaje es desfragmentado, desestructurado, pero son muy creativos. Por tal razón el tema de la lectura para ellos debe tener mucho de estas características”. Con la cual se han enfocado en hacer “un excelente trabajo al momento de crear historias que puedan ser del interés de este nuevo individuo que superó al video gidenns (Sartori) que es el niño que creció con el aprendizaje televisivo y hoy crece y aprende en la comunidad virtual y compra libros desde su Ipad, descarga los pdf y son generadores de records de ventas en esta literatura juvenil”.

A pesar de esto se atrevió a recomendar algunos textos de literatura juvenil que también han sido llevadas al cine, entre las obras más destacadas y más vendidas.

– Las ventajas de ser invisible de Stephen Chbosky.
– Desde mi cielo de Alice Sebold.
– Perdona si te llamo amor de Federico Mocca

Tomado de: http://www.positivaalamedas.co/