La Bonga ya no es solo del Sinú

La Bonga del sinú

Un restaurante tradicionalmente monteriano se convirtió en una cadena con renombre a nivel nacional. Hay una razón por la que todos quieren probar sus carnes.

En la mesa hay chicharrones, yuca, suero, patacones, carnes. Se escucha El Bánde, tradicional porro de la región. Los meseros deambulan de un lado a otro con premura. Los acompañan sus sombreros por aquellos kioscos de palma mientras los comensales disfrutan de los manjares. La bonga se estremece con la brisa, y el imponente árbol, ubicado a las afueras del restaurante es un referente que habla por sí solo.

El restaurante La Bonga del Sinú abrió sus puertas en Montería hace 25 años. Su estratégica ubicación, a orillas de la carretera troncal de occidente, es determinante para quienes van en tránsito por la ciudad hagan una parada obligada en el lugar no solo a comer, sino también a degustar un todo: carne, suero, chimichurri y platanitos, delicias difíciles de olvidar por su sazón.

Ante la alta demanda de los visitantes, la empresa decidió abrir puntos de venta en Cartagena, Barranquilla y Bogotá y una línea de negocio La Bonga del Sinú Exprés, restaurantes ubicados en centros comerciales, donde además de carnes, los comensales encuentran gran variedad de hamburguesas al carbón.

Este auge llego de la mano de una política de calidad y estandarización que decidió instaurar la compañía. La construcción en Montería de una planta de producción de carnes y otra de lácteos le permitió al restaurante crecer en calidad y servicio, dice Katia Rodríguez Rodríguez, gerente general. En la primera se aplica el secreto ´Bonga´ a la carne, se hacen procesos de almacenamiento, división en porciones, maduración, despacho y logística (absolutamente todo con lo que se sazona la carne se prepara en esta planta y se manda codificado a todas las ciudades). En la de lácteos se trabaja en la producción de suero de calidad, que se distribuye en los restaurantes y almacenes de cadena del país como Éxito, Olímpica o Carulla.

“Tuvimos que industrializar la producción artesanal del suero para llevarlo a los supermercados”
“Nosotros pusimos de moda como entrada las tajadas de plátano verde con suero, porque nuestro suero siempre ha sido muy apetecido. Por eso, también hemos buscado que el cliente perciba la carne con el mismo sabor, peso, tamaño y presentación en cualquiera de nuestros restaurantes, características que concebimos desde la producción” explica Rodríguez.

Sumado a eso, La Bonga del Sinú se beneficia de que Montería es la capital ganadera de Colombia, por lo cual sus carnes son de alta calidad. En cualquiera de los 18 puntos de venta, tipo tradicional o Exprés, la carne llega a la mesa después de un exhaustivo proceso en el que parrilleros, meseros y todo un equipo de producción se esmera para que sepa a como sabe en casa.

Tomado de: Revista Semana
Ver más…

Blog Pedro de Jesús Ojeda Visbal